El Camino de Santiago, a su paso por Laredo

Sin título-1

El camino de la costa, por Laredo
SSPL hace la ruta del nuevo camino de Santiago.
De la playa de San Julián, en Liendo a el Puntal de Laredo.
Amanece lloviznando. No parará hasta casi llegar al puntal.
Se queda a las nueve de la mañana
en la entrada del parque.
Paisaje singular, con el Cantábrico embravecido de fondo.
En un momentucu, Carmen, lo organiza todo.
“Tú en aquel coche…”
“esa chica conmigo…”
“Dos coches al Puntal, allí dejáis uno ….”
los coches están llenos, todo está dispuesto.
Comenzamos en la playa de San Julián, en Liendo.
Chirimiri cayendo de forma persistente.
el campo es un barrizal.
Por lo que la ruta hay que cambiar .
Vamos paralelos al mar.
Paisaje costero en día oscuro, lluvioso;
grises, azules plomo,
se tocan y se mezclan.
en una hora larga se hace el trayecto.
Llegan los primeros caminantes.
Hacernos descanso en el Rastrillar.
“¿Futuro?” albergue de peregrinos.
¡Ojalá! lo veamos algún día.
Precioso paraje se encontrarían,
quienes deciden hacer el camino
y en el camino crecer.
Piscolabis opulento,
comida y bebida para todas y todos.
Llegan cinco rezagados, casi una hora después.
Se quedaron a pintar las conchas.
Habrá que volver, la pintura
con tanta agua, no agarra bien.
Estos, hicieron el nuevo camino oficial,
Entramos en algún edificio del Rastrillar.
Coincidimos los presentes.
¡Qué pena de instalaciones!
Muertas en vida…
recogido y limpio dejamos nuestras huellas
por estas fortificaciones.
Seguimos camino hacia el Puntal.
Precioso pedazo de Laredo.
La mar, desde hace tiempo,
nos pide devolvérselo.
Polémica en todo el pueblo.
¿Ponemos o no, puertas al mar?
Los “poderosos gobiernos”
que todo lo pueden.
Se han negado a retornárselo;
muros, dunas millonarias y alguna escombrera,
es la puerta que han cerrado
para no dar paso al mar.
La mar, como madre que protege lo suyo,
rompe barreras explotando,
ganando terreno, trocito a trocito.
Una contundente paella,
nos prepara Miguelito, el del Tiburón.
Restaurante situado
en el trozo que la mar
quiere recuperar.
Terminamos cantando canciones pejinas.
Visitamos la escuela de vela.
Edificio muy deteriorado.
Además, rompe el paisaje
sereno de fondo.
Este día, diecisiete
de abril de dos mil dieciséis
queda para los anales,
de la, de momento, corta vida
de este gran grupo de personas.
Si Se Puede Laredo.

En este enlace puedes ver más fotos. https://drive.google.com/open?id=0BxeRrMETX609ckFzd0RDOGdPcXM
Anuncios

Deja un comentario si quieres saber más, apoyarnos, criticarnos, dar ideas...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s